El Internet de las Cosas revoluciona la industria

Máquinas que aprenden, autos que se manejan solos, líneas de producción que programan sus propias reparaciones… Estos cambios se están dando gracias a la nueva revolución provocada por internet.

El Internet de las Cosas está revolucionando la industria porque las máquinas se comunican entre ellas sin necesidad de intervención humana. El mismo uso de internet está cambiando muchas de las actividades de los consumidores, que ahora, gracias a una aplicación en sus celulares, pueden compartir desde sus autos hasta el sillón de su sala. ¿Cuáles van a ser los nuevos riesgos que vamos a enfrentar como sociedad?

Las compañías aseguradoras ya están pensando en los retos que van a afrontar los individuos y las sociedades con la transformación que viene.

El Internet de las Cosas 

Hasta ahora, el internet que conocíamos permitía comunicar personas con otras personas, por medio de dispositivos. El Internet de las Cosas ya no va a necesitar la presencia de humanos para el intercambio de información. Eso permitirá que una máquina mande información a una computadora para detenerse en el momento en que necesite una reparación, o habrá un mejor monitoreo de la presión en los gasoductos, y los dispositivos para monitorear la salud podrán mandar informaciones a otros dispositivos para recomendar tratamientos a los pacientes en forma automática.

Como explica el equipo del Segmento de Ciberseguridad en Zurich Services Corporation, los beneficios del Internet de las Cosas pueden venir en la forma de productividad, seguridad, conveniencia, eficiencia e incluso calidad de vida. Por ejemplo, ya vemos dispositivos que monitorean nuestra salud y contribuyen a nuestro bienestar. El consumidor se está acostumbrando a refrigeradores que se dan cuenta de cuando se están vaciando y pueden ordenar víveres, se lee sobre vehículos que se manejan solos o son capaces de sentir condiciones peligrosas y reaccionar en consecuencia. Pero esto trae nuevos riesgos.

¿Qué papel tendrán las aseguradoras?

Los beneficios del Internet de las Cosas están acompañados de riesgos. Al estar conectados muchos aparatos entre sí, tienen múltiples puntos de entrada a una red, lo cual pone en riesgo la operación y los datos que se obtienen en los procesos de producción dado que ya no los controla una sola empresa.

En junio del año pasado se estimó que en México los ciberataques cuestan a las empresas alrededor de 3,000 millones de dólares anuales. Y nuestro país ya es uno de los mercados emergentes que más sufre ataques cibernéticos.

Nuevos retos

El Internet de las Cosas presenta nuevos retos. Por eso, algunas compañías aseguradoras ya presentan productos específicos, como Data Protect de Zurich, para poder enfrentar las pérdidas.

Antes de que aparezcan esas pérdidas, habría que cambiar la forma de pensar de las organizaciones, para estar mejor preparados.

Estas son algunas sugerencias del Segmento de Ciberseguridad de Zurich Services.

→Llevar el tema del Internet de las Cosas al nivel directivo. Ya no puede ser solo un asunto del área de Tecnologías de Información.

→Educar a toda la empresa sobre la importancia de la ciberseguridad.

→Apoyarse en una aseguradora para hacer un análisis del riesgo y un programa para manejarlo.

→Incluir la ciberseguridad en el desarrollo de los productos.

Más riesgos por nueva tecnología 

Los autos que se manejan solos muy pronto serán una realidad en muchas ciudades del mundo. Es probable que en México se tarden un poco más porque no existe la infraestructura suficiente, pero las aseguradoras ya están analizando cuáles van a ser los riesgos y quiénes tendrán que asumir las responsabilidades.

Con los autos autónomos:

→¿Quién es responsable del accidente? ¿El auto o el conductor?
→¿Qué sucede si el sistema autónomo no funcionó correctamente? ¿El fabricante o el sistema operativo se vuelven responsables?
→¿Cómo se distribuirán los seguros?

En México ya vivimos la economía de compartir, desde autos hasta habitaciones de una casa. También aquí la industria aseguradora está encontrando nuevas soluciones para prevenir y compensar los riesgos.

Las líneas entre lo privado y lo comercial se están borrando, y eso crea nuevos retos para la regulación, la fiscalización y la responsabilidad civil.


La innovación traerá mejoras a la calidad de vida. Para que la promesa se cumpla, hay que medir, prevenir y mitigar los riesgos. En Altcomp somos Especialistas, Consultores e integradores de TI con 26 años de experiencia y proveemos infraestructura, herramientas, aplicaciones y servicios que facilitan a las empresas efectuar su transición del actual al nuevo paradigma computacional.

¡Concierta tu cita con nosotros y con mucho gusto te asesoramos!

Fuente: Expansión

Leave A Comment