La nube híbrida como solución a los problemas de la nube pública

De acuerdo con Gary Thome, vicepresidente de HPE Software-Defined y Cloud Group, las empresas cada vez más se están pasando a un modelo de TI híbrida porque les permite implementar aplicaciones en el entorno de TI que mejor se adapta a una variedad de cargas de trabajo específicas.

La tecnología continúa avanzando a un ritmo rápido, y lo que parece innovador hoy puede llegar a quedarse obsoleto mañana. En este sentido, un área de innovación que está recibiendo últimamente mucha atención por parte de las organizaciones es la nube pública. Sin embargo, tiene sus limitaciones, como interrupciones, problemas de latencia, altos costes, riesgos financieros y preguntas sobre control, seguridad y cumplimiento.

Por eso, el Thome considera que muchas empresas ya están dando el paso hacia la nube híbrida, que combina nube pública, con la privada y la TI tradicional:

“Mientras viajo por el mundo y hablo con los clientes, veo que las empresas exitosas se mueven hacia una infraestructura de TI híbrida, porque les permite implementar aplicaciones en el entorno tecnológico que mejor se adaptan a una variedad de cargas de trabajo específicas.”

Eso sí, para lograr el objetivo de tener una infraestructura de TI híbrida simple, las empresas deben avanzar en varios frentes.

→En primer lugar, es necesaria una gestión definida por software para unirlo todo. De hecho, una plataforma completa de software de TI híbrido permitirá a las organizaciones componer, operar y optimizar cargas de trabajo a través de nubes locales, privadas, hospedadas y públicas.

→En segundo lugar, hay que aprovechar la infraestructura y la tecnología existentes. En otras palabras, es preciso construir sobre lo que ya hay para que se pueda producir una buena transición a las nuevas tecnologías. Y es que, soluciones como VMware, OpenStack y Azure Stack necesitan trabajar sin problemas con plataformas legadas locales, basadas en contenedores y pilas de nubes privadas.

A continuación, es necesario implementar plataformas definidas por software on premise como en la nube. Las nuevas ofertas, como la infraestructura hiperconvergente y componible, ofrecen capacidades on premise como en la nube, soluciones que pueden proporcionar a las empresas más control, mayor rendimiento, menores costes y riesgos que muchas opciones de nube pública.

Otro requisito imprescindible para un entorno de TI híbrida simple es un mercado fácil de usar para que las empresas, los operadores de TI y los desarrolladores puedan acceder rápidamente a las herramientas que necesitan.

“Por ejemplo, Cloud 28+ es la comunidad independiente más grande del mundo que vincula a los clientes con un ecosistema global de socios abiertos de proveedores de servicios en la nube. Hoy en día, cuenta con más de 500 socios de HPE”, comenta el directivo.

A esto se añade, además, la importancia de la analítica. Se necesita un panel de control basado en analítica para proporcionar visibilidad sobre los costes y la utilización en la infraestructura privada y pública, con conocimiento de los proyectos individuales. Este tipo de analítica ayudará a las empresas a mantener los costes bajo control y a garantizar que se cumplan los niveles de servicio.

Asimismo, y a medida que la tecnología continúa su rápida carrera hacia adelante, una infraestructura de TI híbrida debe ser capaz de evolucionar fácilmente. Por ejemplo, a medida que el mañana extienda la computación basada en la memoria y los servidores de extremo que soportan IoT, una infraestructura de TI híbrida necesitará evolucionar para garantizar la simplicidad y la elección.


En Altcomp hacemos equipo con HPE SimpliVity y brindamos a las empresas una arquitectura de datos que simplifica la Tecnología de la Información (TI), las operaciones y los datos, ofreciendo 3 veces el ahorro en el Costo Total de Propiedad (TCO).

Si deseas más información, concierta tu cita con Altcomp y con mucho gusto te atendemos.

Fuente: HPE 

Leave A Comment