Las opciones más adecuadas de nube híbrida para las empresas

El alcance de los servicios en la nube y el método de entrega de la plataforma para dichos servicios está evolucionando rápidamente para satisfacer las demandas de los usuarios y mantenerse a la par con la innovación tecnológica.

Por lo tanto, el debate entre la nube pública y privada incluye una opción más: la nube híbrida, que combina muchos de los beneficios más atractivos de ambos.  Sin embargo, conviene ver las opciones más adecuadas para las empresas y evaluar su importancia en varios aspectos principales, antes de hacer el salto.

1. Soporte y Servicio. La tecnología no es infalible y, como tal, es imprescindible para las empresas confiar su gestión de TI a un proveedor experimentado. En este sentido, muchas compañías encuentran esencial confiar en empresas y entender su flujo de trabajo empresarial.

2. Disponibilidad y tiempo de actividad. Cuando los elementos cruciales, o toda la infraestructura de TI de una empresa, se alojan en otro lugar, es imprescindible un tiempo de actividad garantizado y niveles de servicio predecibles. Con un enfoque híbrido, las empresas pueden aprovechar múltiples nubes y centros de datos, fortaleciendo los niveles necesarios de disponibilidad requeridos. La infraestructura de cada nube está diseñada con recursos redundantes, conexiones de red, almacenamiento y otros componentes vitales para ofrecer un alto grado de resiliencia y durabilidad, incluso frente a fallos y tiempos de inactividad no planificados.

3. Proximidad. En un entorno de TI, las fracciones de segundo son vitales, lo que significa que uno de los aspectos más importantes en los centros de datos es su ubicación. De esta forma, dependiendo de la estrategia de una empresa y los objetivos de negociación/ejecución, puede requerir cierta proximidad a los centros de datos soportados por un proveedor de cloud público o privado. Además, vale la pena considerar la calidad de servicio requerida a medida que los datos viajan a través de estas redes.

4. Seguridad. Dada la naturaleza delicada de sus datos, las empresas deben vigilar y asegurar constantemente sus puntos finales de red, datos de aplicación y activos corporativos. Desde la monitorización perimetral hasta la protección antivirus, es fundamental tener vigilancia en las redes de la empresa en todo momento, incluida la nube.

5. Alojamiento de aplicaciones. Las empresas dependen en gran medida de aplicaciones de misión crítica que soportan sus operaciones comerciales diarias, desde la gestión de pedidos y ejecuciones, hasta la contabilidad de carteras y la administración de relaciones con inversores. Es esencial que estas empresas no experimenten ningún tiempo de inactividad no planificada con estas aplicaciones, porque podrían tener graves repercusiones financieras.

6. Coste. A primera vista, las nubes públicas pueden parecer una alternativa rentable a las privadas o híbridas; pero las empresas deben buscar los números detrás de los gastos por adelantado para obtener una imagen más fidedigna del precio total.


En conclusión, cualquier empresa que quiera trasladar su infraestructura de TI a la nube, debe tener en cuenta todos estos aspectos antes de dar cualquier paso.

En Altcomp integramos y resolvemos infraestructura y arquitectura, analizamos y dimensionamos acorde a las necesidades de sus Centros de Datos e instalamos, configuramos y ponemos a punto sus soluciones de infraestructura.

¡Si deseas agendar una cita, por favor déjanos tus datos!

Fuente: Hybrid IT 

Leave A Comment