¿Qué es el uCommerce?

In diciembre 12, 2016

El medio online se desarrolla y cambia a un ritmo vertiginoso y ello obliga tanto a empresas como a usuarios a adaptarse frente a esta evolución constante. El comercio electrónico, ligado de manera inseparable a la revolución digital, no es una excepción.

En México cada vez más el comercio electrónico crece exponencialmente por todo lo que es capaz de aportar a nuestra sociedad moderna, rodeada de prisas, distancias y mucha tecnología, donde el tiempo es un bien cada vez más escaso y preciado.

La tecnología y digitalización de las sociedades avanza con paso firme y con cambios cada vez más acelerados. Uno de los ejemplos más representativos son los smartphone o teléfonos inteligentes, que nos acompañan desde hace no demasiado tiempo, pero sin ellos actualmente, no somos capaces de explicar lo que está sucediendo en nuestro comportamiento como consumidores.

Otro de los cambios o pequeñas revoluciones que estamos viviendo, en lo que a producción tecnológica se refiere, está viniendo por las start-up y su forma de producir nuevos productos y desarrollos a tiempo récord. Este nuevo paradigma de fabricación está permitiendo a los pequeños y medianos negocios digitales situarse a la altura de los más grandes en muchos aspectos. Uno de ellos es la personalización de la experiencia en la navegación del usuario dentro de las páginas web, tanto en el proceso de descubrimiento como, por supuesto, en el de compra.

Del eCommerce al uCommerce

Si apenas acabamos de entender que el eCommerce había pasado a ser mCommerce (donde el teléfono inteligente y la movilidad se situaban en el centro de todas las estrategias digitales de comunicación), de repente nos despertamos que el término ha evolucionado a omnichannel commerce, debido al comportamiento multicanal de los usuarios compradores.

Una nueva tendencia está llegando con fuerza para quedarse: tener al usuario en el primer puesto de nuestras estrategias. Se le denomina uCommerce (abreviatura del user-commerce) o, lo que es lo mismo, el comercio electrónico basado en el usuario con mayúsculas.

Este nuevo paradigma se centra en la atención a los segmentos (aspecto relativo a las técnicas de Inbound Marketing), dentro de nuestras bases de datos de clientes, con el fin de poder identificar posibles intereses comunes a grupos de personas que nos visitan.

En el uCommerce tenemos que tratar a cada individuo como un usuario único, y no hay otra posibilidad que ir de la mano de la tecnología, enriqueciendo los procesos de navegación de los usuarios y haciéndolos cada vez más diferenciados y ad hoc a sus intereses, gustos y preferencias, que además cambian a lo largo de su vida.

¿Cuáles son las claves principales de la nueva estrategia uCommerce?

El nuevo consumidor digital busca experiencias bien construidas que cumplan con sus expectativas. Y, en el caso concreto del comercio electrónico, quiere que el proceso de compra cumpla con tres requisitos: accesibilidad, sencillez y eficacia.

1. El usuario valora sobre todo, la sensación de confianza. Es importante aprovechar el entorno e identificar los momentos en los que el consumidor interactúa con una marca, producto o servicio, lo que permite conocer e intercambiar impresiones.

2. Motivar al usuario: activar sus emociones y generar sensaciones positivas. El objetivo es conocer de forma individualizada al público al que una empresa se dirige y ser capaz de poner a su alcance sólo aquellas propuestas que realmente se adaptan a sus expectativas.

3. Atención inmediata y 24/7: se está imponiendo en la relación entre marcas y consumidores y se aplica ya en todas las esferas como el marketing, las promociones, la experiencia de compra… Conocer el número de transacciones, el ticket medio o el nivel de recurrencia es importante, pero también lo es el wom (“boca a boca”) de la marca o producto, las recomendaciones, los puntos de comunicación, etc.

4. Enamorar al público: este es el objetivo final. La atracción será el primer paso para buscar su conversión y llegar al compromiso como expresión máxima de la relación con la compañía.

Las empresas tienen que adecuar sus estructuras, estrategias y cultura corporativa a esta nueva situación que implica importantes cambios. La tecnología ofrece diversas alternativas que se adecúan a las necesidades y características de cada compañía.

Fuente: La Vanguardia

Leave A Comment